Bendita Fiebre

Este fin de semana, el sábado en concreto, estuvimos en la primera edición de La Fiebre del Cante. La Fiebre del Cante es un nuevo festival flamenco en el que prima el valor de uso al valor de cambio. Es decir, el hecho cultural flamenco por encima del lucro monetario. Dato claro en este sentido: ¡no había taquillas, no había control de acceso!