Faros mentirosos

Nos dice Byung-Chul Han, filósofo y ensayista surcoreano, profesor en Berlín: «Quien fracasa en la sociedad neoliberal del rendimiento se hace a sí mismo responsable y se avergüenza, en lugar de poner en duda a la sociedad o al sistema. En esto consiste la especial inteligencia del régimen neoliberal (…) En el régimen neoliberal de la autoexplotación uno dirige la agresión hacia sí mismo. Esta autoagresividad no convierte al explotado en revolucionario, sino en depresivo.»

Esta reflexión se puede visualizar fácilmente en Andalucía observando el logotipo de Andalucía Orienta. Me explico. Andalucía Orienta es un programa que, según el Servicio Andaluz de Empleo, «pone a disposición de las personas demandantes de empleo en Andalucía una completa red de unidades para la orientación profesional, el asesoramiento en la búsqueda de empleo, la inserción laboral y el acompañamiento, distribuida por todo el territorio.»

En estos dispositivos han encontrado empleo númerosas personas desempleadas. Aclaro. No es que muchas personas desempleadas hayan ido y, por los consejos e información suministrada, o por el máster en elaboración de currículums, hayan obtenido empleo. No es eso. El empleo creado mayoritariamente se circunscribe al de las personas que, en muchos casos sin experiencia laboral pero con el carnet o contacto adecuado, comenzaron a asesorar y orientar a otras sobre cómo encontrar empleo.

Cursos, talleres para hacer currículums, consejos dados en muchos casos por personas licenciadas en psicología han servido para indicar, de modo sutil, lo que el profesor surcoreano nos plantea: en lugar de poner en duda la sociedad, de plantear que el desempleo es un problema social, se acaba poniendo la responsabilidad, incluso la culpa (catolicismo mediante) de la situación de desempleo en la propia persona. De ahí lo de la psicología, claro: el problema es de la persona, no de la sociedad

Por eso decía lo del logotipo. Las personas, perdidas cual barco en la tormenta, encuentra orientación en el faro del dispositivo gubernamental. Sin embargo, las personas no somos barcos a la deriva, ni el problema es algo meteorológico. El sistema capitalista neoliberal funciona mejor con desempleo, con personas con necesidades descubiertas. Con desempleo disminuyen los salarios y se impulsa la competitividad de las empresas. Y, así, se obtienen más beneficios, se acumula más capital. Su único objetivo.

Para continuar con ese objetivo subordinan a personas y territorios. Daños colaterales. Y para eso dispositivos como Andalucía Orienta son muy útiles. Esos faros mentirosos enfocan a las víctimas, nunca a los verdugos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s